¡OSO MIIIIIL! Por @MaJoRawwr

En la vida diaria podemos pasar por mil y un osos, no importa el lugar oficina, calle, escuela donde sea puedes ver personas que pueden cacharte en tus 5 minutos de estupidez para hacerles el día con algún oso.

En las fiestas es clásico ver a una chava malacopisima con sus amigas ayudándole a levantarse porque ya no puede más con su vida y en el momento que se les escapa se cae de la manera más estúpida de la vida, las piernitas se le doblan como Bambi recién nacido y la falda se le sube hasta la espalda dejando su mínima ropa interior al aire, aunque todos a su alrededor estén en su rollo es inevitable voltear a verla y reír eso de que te esperas a ver si la persona está bien es una SÚPER MENTIRA, aceptemos que cada vez que vemos a una persona caerse no es posible no reírse, estamos seguros que se han burlado hasta de el viejito con bastón que se tropezó con la banqueta e intentó seguir el paso después de un pequeño brinquito.
Hay que tener cuidado diario de no ser el bufón y caerte por que a tus amigos nunca se les va a olvidar y siempre van a encontrar un momento para recordarte cuando te caíste afuera del antro de rodillas.

La oficina es lugar de cuidado, porque en muchas ocasiones compartes espacio con otras personas que no conoces y mucho más si es un edificio. A quien no nos ha tocado el compañero de oficina incómodo que se sube al elevador sólo y ve la oportunidad perfecta de aventarse un silencioso pero letal “gas”. Pero lo previó es que justo un piso abajo iban a subir el resto y se darían cuenta que fue ÉL el que dejó tan peculiar aroma en un espacio pequeño, gracias compañero por hacernos sacar lagrimita. Y bueno, si tu eres de esos para la próxima evítate la vergüenza y ve al baño.

Cuando estamos como retoños en etapa escolar es cuando más tenemos que cuidar la reputación, porque algún oso que cometamos en esta época puede marcarte el resto de tu vida con un lindo apodo como “el paraguas” “la chupitos” o algún otro que te perseguirá hasta después de los 30 años. “El paraguas” es el clásico niño que en la secundaria no controla sus “instintos” y se deja llevar cuando ve a sus compañeritas en falda y luego ni se puede levantar al pizarron cuando el maestro le habla y hombres, en el punto de vista femenino les decimos que TODAS NOS DAMOS CUENTA cuando su pequeño amigo decide cobrar vida propia y ya con eso va a ser suficiente para que cada vez que te vean recuerden tu pequeño “accidente”.
“La chupitos” la niña que en su pubertad ya se sentía adulta y le encanta lucirse con medio mundo con esa vida que ella cree “envidiable” pero ese día que llega a la escuela con cara de pocos amigos y apestando a cruda le quita todo el “glamour” a su extravagante persona, aunque claro…con los hombres se vuelve bastante popular (if you know What I mean)

En fin, no importa que edad tengas, todos estamos propensos a hacer un oso, entonces para la otra que te quieras poner la borrachera de tu vida: consejo #1: no te pongas los tacones con los que no sabes caminar para no parecer ciervo a medio morir
Consejo # 2: controla tu boca, porque cualquier palabra que salga de ella podrá ser usada en tu contra y difícilmente podrás borrar su rastro
Y consejo #3: recuerda nunca perder el estilo, porque una vez que la reputación se va, es muuuuuuuy difícil que la vuelvas a encontrar.

20140429-200925.jpg

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s