Porque mamá…sólo hay una por @MaJoRawwr

Mañana es día de las madres y desde hoy podemos ver que esta fecha nunca puede pasar desapercibida. Las calles se abarrotan de vendedores de globos y flores y las salidas de las escuelas que por si solas son un desastre, hoy que celebran su clásico festival están imposibles, pero eso sí las mamás llegan arregladitas con su vestido de flores y peinado que se hicieron desde las 7 de la mañana.

 

Cuando las vemos es imposible no recordar cuando eras TÚ el que estaba vestido de flor para “recitarle” un poema a tu mamá al lado de todos tus compañeritos de primero de primaria que como tú se aprendieron el poema de memoria y no tienen la menor idea de que están diciendo. Sin duda, estos festivales nunca se nos van a olvidar y más aún porque mamá tiene los videos guardados de todos y cada uno de los Días de las Madres desde que entraste en la primaria, siempre encuentra el momento perfecto para sacarlos y presumirle a todo mundo diciendo algo así como: “¡Mira, comadre! Mi Jorgito se disfrazó de leonsito, apoco no está divino” y tu sólo puedes pensar “Mamá, ya tengo 25 años ¿puedes parar?” Y aunque siempre nos dejen en ridículo, las vamos a amar toda la vida.

 

Cada mamá tiene una manera diferente de demostrar amor y eso lo sabemos a ciencia cierta. Pero algo que es CASI universal, son aquellas frases que nos decían de niños (a algunos ya hasta de adultos) que en la vida vamos a olvidar. A nadie se le va a olvidar el pánico que recorría tu cuerpo entero cuando tu mamá sacaba la frase: “pero vas a ver cuando llegue tu papá” y aunque tu no tuvieras ni idea de donde esconderte, preferías quedarte como soldadito en tu cuarto antes de que tu mamá decidiera que hiciste algo nuevo para reportarle a tu padre, quien a final de cuentas ni te hacía nada…pero el miedo ni quien te lo quite.

Ese es uno de los tantos maravillosos poderes de las madres: puede encontrar cualquier frase, mirada o seña amenazadora que te hacía dejar absolutamente todo lo que estás haciendo para sumergirte en un miedo inmenso. Pero otra de las cosas en las que se pintan solas son en los hermosos chantajes: “me vas a extrañar cuando no esté” o “a ver que van a hacer todos cuando ya no esté en esta casa”. Cualquiera de estas frases acompañadas de una diminuta lagrima de cocodrilo te hacía decir “está bien mamá ¿a qué te ayudo? Para el drama” Y como por arte de magia ya es otra y se olvida de la nostalgia, porque CLARO que lo único que quería era que le ayudaras en cualquier cosa que se le ocurrió en ese mismo instante que tenías que hacer.

 

En tu etapa de pubertad y rebeldía, seguro la frase que más escuchabas era: “mientras vivas en esta casa, vives bajo mis reglas ¿o qué? ¿te mandas sólo?” Y lo que mas querías en ese momento era huir de tu casa y hacer de tu vida lo que quisieras, pero cuando llega el momento y por fin sales de ella es cuando realmente te vas dando cuenta de que “algún día me vas a entender” es cierto, y empiezas a atar cabos y decir, por eso mi mamá me lo decía pero nunca es demasiado tarde para reconocerlo.

 

Madre solo hay una, porque es ella y solo ella la que te va a poner a ti antes que a ella siempre, te va a amar incondicionalmente así te hagas 80 tatuajes y te la vivas crudo, hasta te va a preparar unos chilaquiles extra picantes para curártela. Esta mujer es irremplazable, cuídala, valórala y protégela si aún la tienes contigo, lo que más va a agradecer ella en este 10 de mayo, no es un regalo carísimo, es tu compañía y saber que es por ti que puede celebrar este día…claro que un perfume Chanel no estaría nada mal.

 

¡FELIZ DÍA, MAMÁS!

 

Image

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s